viernes, 28 de marzo de 2008

Mesopotamia

Y del litoral, ¿qué te puedo decir
yo, de mi litoral?
Sus cuchillas oxidadas,
van dejando sólo
carne picada alrededor.

Se retuerce el trapo,
mientras veo, como se escurre
el agua de tus tajamares,
sin ir a ningún lado,
y siempre con una pala
cavando y cayendo
más y más abajo…

¿qué te puedo decir
yo, de mi litoral?

No hay comentarios: