domingo, 19 de diciembre de 2010

Notas sobre la siesta del domingo. Sobremesa.

1.

Yo digo que la ciencia está bien. Está en forma, quiero decir, su forma. Pero la ciencia por sí sola no es nada. No alcanza. Menos la industria. No es bueno detenerse a ver en qué van nuestros esfuerzos. ¿Para qué la ciencia? ¿Para qué la industria? Un desarrollo dispar, eso es un poco más de lo que en realidad tenemos.

2.

Leo una novela policial, donde el nombre de Wittgenstein resuena a cada paso. Me gusta leer porque me escapo del mundo y entró en él de una manera diferente. Cuando leo se hace explícito lo prescindible de mi existencia y la de cualquiera. Y leer tiene muchas cualidades positivas, como olvidarse de lo prescindible que es casi todo.

3.

Repaso los Aforismos y está claro que Witty nació en otra época. Demasiado complejo e intrincado. O será que cualquier filósofo siempre me parece anacrónico: demasiado complejo e intrincado o demasiado humano. Estar fuera del tiempo o de las leyes de su tiempo. Una investigadora dice que la mejor manera de hacer ciencia es tener diseños sencillos y claros. Simples. Claro que Witty no quería hacer ciencia, apenas quería hacer filosofía. Supongo que lo único que quería era entender el funcionamiento de algo.

4.

Miro un corto porno, mientras abro la página de Science, informando los nuevos avances que poco tienen que ver con la raíz del hombre. También cocino entretanto. Mi existencia da para todo. Menos para lo que tendría que dar: preguntas y un par de respuestas. Las preguntas que tengo son las que heredo ["mi herencia son todas tus preguntas" Giannuzzi]. También heredo sus vestiduras: el lenguaje en el que se dicen.

5.

"Los límites del lenguaje son límites de mi mundo" dice Wittgenstein. Alguien me hace un guiño desde la ventana y siento claustrofobia. Intento abrir la ventana mística. Pero hay un candado para el que no tengo llave y no hay nadie que venga a prestarme alguna sustitutiva.

6.

Estamos. Por momentos, tengo pereza, pereza de hacer cualquier cosa. Me pregunto cómo hacen los demás para vivir, Pizarnik también se lo preguntaba. Esto sería algo importante a averiguar, agregaba después. Pero no lo averiguamos o lo averiguamos mal.

7.

Y todo esto está bien [es coherente con el espíritu del día], considerando que es domingo y el diario anuncia que por la noche, va a haber un espectáculo de fuegos de artificio en la ciudad de buenos aires.